Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Historia de Riego

María Eugenia Godoy, profesora y pequeña agricultora: “El amor por la tierra y por todo lo que nos heredaron nuestros padres, nuestros abuelos es lo que vale y debe primar”

Imagen
  Enfocada en mantener la actividad agrícola en la zona, la docente, junto a su hermana que también es educadora, hace varios años realizan distintas labores en su campo, que desde hace cien años ha trabajado su familia. Por: Karina Silva La hijuela La Palma, ubicada en plena carretera de Vallenar, camino a la costa, ha sido parte de la historia familiar de María Eugenia Godoy, una profesora que hoy combina sus labores directivas en un colegio de su comuna con la agricultura, una actividad que, según relata, sus padres y abuelos dedicaron tiempo y cariño durante toda su vida. Es en este afán de preservar la producción y las tradiciones ancestrales, como pequeña agricultora buscó apoyo técnico para presentar su proyecto que consistía en la construcción de un embalse de regulación corta, instalación de sistema de riego por aspersión y generación de energía fotovoltaica, la que resultó bonificada por la Ley de Riego con cerca de $90 millones a través del convenio CNR-GORE Atacama. “Es pri

Lucy Albizu, creadora del Huerto Interactivo El Moro: “Nos dimos cuenta de que no íbamos a ser capaces de cosechar solos esa cantidad de frutas y verduras”

Imagen
La joven agricultora de la comuna de Río Negro, en la región de Los Lagos, destaca que su emprendimiento partió con la idea de producir alimento para sus hijos y, considerado los efectos del cambio climático; no obstante, el aumento en la producción los motivó a innovar y permitir que cientos de familias auto-cosechen sus frutas y verduras para llevarlas directamente del huerto a cada una de sus casas, sin intermediarios y a un precio justo. Por: Andrés Rojas Desde la comuna de Río Negro, provincia de Osorno, una pequeña agricultora relata cómo junto a su esposo iniciaron un emprendimiento que tras más de 10 años de trabajo y crecimiento los llena de orgullo y satisfacciones: el primer huerto interactivo de la región de Los Lagos, el que permite a sus cientos de visitantes auto cosechar -con canastos de mimbre- sus frutas y verduras para llevarlas frescas hasta su mesa. “Tengo 39 años, estoy hace veinte años casada y tengo dos hijos, uno que estudia en la Universidad Austral y la más c

De norte a sur: agricultores y agricultoras cuentan cómo han mejorado su calidad de vida gracias a la Ley de Riego y los Programas de la CNR

Imagen
A lo largo de Chile, desde distintas regiones, presidentes de juntas de riego y pequeños productores dan su testimonio de cómo la CNR los ha ayudado a combatir la sequía y mejorar las condiciones de sus cultivos; además de valorar la importancia de la existencia y continuidad de la Ley de Riego. "La Ley de Riego es lo mejor que hay, porque sin ella no hubiéramos podido construir todas las obras que hoy nos permiten conducir con eficiencia el agua. Tenemos que pagar una parte, pero vale la pena, porque el beneficio es enorme”, afirma Edmundo Aravena, presidente de la Asociación de Canalistas del Embalse Tutuvén de la región del Maule.   Según él, hoy los más de 170 regantes de la organización que representa disfrutan de las 30 obras que, aproximadamente, han podido construir gracias a esta Ley y que esperan continúe porque “queda mucho trabajo por hacer, sobre todo por la escasez hídrica, que esta temporada nos tiene con el embalse en apenas 6 millones de metros cúbicos".   Lu

Francisca Treufu, cofundadora de una cooperativa y su legado campesino en Purranque

Imagen
La agricultora y miembro de la Cooperativa Campesina Coligual, en la comuna de Purranque, es una de las beneficiarias del nuevo proyecto apoyado por la Comisión Nacional de Riego (CNR), que busca cosechar aguas lluvia con la finalidad de mejorar la gestión hídrica de los cultivos. Los 50 mil litros, afirma, “son lo que se necesita para regar de diciembre a febrero”. Por: Carolina Fernández Francisca Ester Treufu Bañares fundó en 2001, junto a su hermana Rachel, la Cooperativa Campesina Coligual, una agrupación cuyas familias agricultoras provienen en su mayoría de comunidades mapuche de la comuna de Purranque, en la región de Los Lagos. Fue presidenta y estuvo a cargo de la dirección del proyecto, pero hoy se desempeña como socia. “Somos más de 200 familias, cada una con su espacio delimitado, pero avanzando y potenciándonos de manera grupal. La mayoría trabaja en forma chacarera la tierra”, explica. Legado campesino Hace 50 años que llegó al campo donde vive actualmente, en el sector

Gonzalo Sierra, director de la Comunidad de Aguas canal Torre Baja: “Es una cadena de beneficios para los regantes de esta organización, que nos permite mantener la agricultura”

Imagen
Por: Karina Silva Las Sossa, es una pequeña localidad rural ubicada a 24 kilómetros de la comuna de Ovalle, sector que se caracteriza por acoger a un número importante de pequeños productores agrícolas, quienes durante los últimos años han sufrido las consecuencias de la escasez hídrica, que ha mermado y dificultado esta actividad. Uno de los tantos actores productivos que comparte este territorio es la Comunidad de Aguas del canal Torre Baja, agrupación compuesta mayoritariamente por pequeños usuarios de aguas, que, en base a esfuerzo y corazón, han podido ingeniárselas para asegurar el alimento proveniente de la tierra en las mesas de los miles de chilenos que se abastecen de sus productos. Gonzalo Sierra, es uno de los directores y vocero de la Comunidad de Aguas Canal Torre Baja, un hombre entusiasta y muy comprometido con el mundo agrícola al que representa. Esta organización, recientemente recibió una bonificación por más de $32 millones, mediante la Ley de Riego, consistente en

Omar Sotelo: el agricultor de Isla de Maipo que supo enfrentar la escasez de agua con astucia y esfuerzo

Imagen
Gracias al financiamiento de la CNR que aporto con más de 50 millones de pesos, el pequeño productor de hortalizas y frutas pudo construir un embalse de regulación corta de 850 m3 y aumentar en 3 hectáreas más su capacidad de riego. La historia de Sotelo es la clara muestra de que para triunfar en el campo se necesita de intuición y perseverancia, pero también del saber aprovechar las herramientas tecnológicas. Por: Carolina Fernández “Siempre estuvimos con las manos metidas en la tierra”, recuerda Omar Sotelo (59), sobre el origen de su pasión por el campo. Todo se remonta a su infancia, cuando veía a su padre trabajar y usar a los caballos para arar las siembras. Nació en San Antonio de Naltagua, un sector de la comuna de Isla de Maipo, ubicado en la Región Metropolitana. Él, al igual que su familia y sus cultivos continúan echando raíces en ese lugar. El trabajo sobre la tierra era una labor compartida: tanto él como su hermano, bajo órdenes de su padre, debían echar abono y ayudarl

Claudio Valderrama, agricultor de Padre Las Casas: “siempre, en lo que nosotros hagamos hay que intentar hacer algo por los demás, así vamos a ir construyendo algo mejor”

Imagen
Por: Macarena Sáez La comuna de Padre Las Casas se ubica a 20 minutos de la capital de la región de La Araucanía, y entre su población destacan campos que, con el tiempo y trabajo, han hecho crecer la agricultura regional. Uno de esos campos es el de Raquel Queupemil y Claudio Valderrama, matrimonio que lleva más de 20 años de trabajo en el rubro hortícola, donde la historia de perseverancia y esfuerzo se ven reflejados en su actual emprendimiento. “Bueno, nosotros somos una familia Mapuche, dado que yo también tengo la calidad indígena junto a mi señora.  Nosotros adquirimos este campo por el subsidio de tierras a través de la CONADI (Corporación Nacional de Desarrollo Indígena) en el año 1996 y desde ahí nos dedicamos al tema de la agricultura”, cuenta Claudio con emoción. “Para nosotros, hay dos temas muy importantes: la tierra y el agua. Cuando llegamos a este campo, lo compramos y no tenía riego, entonces yo recuerdo que en los primeros años nosotros sembramos remolacha y la verda

Ignacio Álamos y los sueños de la Agrícola Santa Laura en la comuna de Cabildo

Imagen
Luego de estudiar ingeniería comercial entre Viña del Mar y Santiago, este joven agricultor volvió a la provincia de Petorca para, junto a su padre, levantar el financiamiento y administrar los tres campos que componen esta agrícola y que, en la actualidad, tiene unas 70 hectáreas en producción. Por: Andrés Rojas Luego de estudiar ingeniería comercial en las ciudades de Viña del Mar y Santiago, Ignacio Álamos (34 años) tomó la decisión de regresar a la comuna de Cabildo, provincia de Petorca, para administrar la Agrícola Santa Laura, proyecto por el que apostó junto a su padre, quien por años ha estado ligado a la agricultura. Si bien la escasez hídrica y el cambio climático ha golpeado fuerte a la región de Valparaíso, y particularmente a los pequeños y medianos productores de la zona, Ignacio Álamos encontró en el campo más que una oportunidad de trabajo y confía en que, con una mayor organización de los agricultores, y el apoyo de instituciones del Estado, es posible salir adelante

Flor Moreno, pequeña agricultora de Rinconada de Cato, Ñuble: “Para nuestra familia el riego es un sueño de años, que por fin veremos hecho realidad”

Imagen
Más de 18 años de esfuerzo acarreando mangueras para regar sus frambuesas llegarán a su fin la próxima temporada de riego, lo que tiene muy contentos a Flor y Edgardo, un matrimonio de más de 30 años y con 4 hijos, quienes nos relataron su historia llena de sacrificios y de la cual se sienten orgullosos por la familia que lograron formar. Por: Alejandro Fuentes - ¡Mamá quiero ser grande y tener fuerza para ayudarlos!– es la frase que quedó grabada por siempre en la memoria de este matrimonio, en un momento de sus vidas donde las enfermedades los tenían imposibilitados para hacer fuerza y su hijo de, entonces, 6 años intentaba tirar el cordón de arranque de la motobomba, que permitiría regar las frambuesas, que eran el sustento familiar. Sin duda, que fueron momentos complejos que vistos con la perspectiva del tiempo emociona hasta las lágrimas a este matrimonio compuesto por Flor Moreno de 65 años y Edgardo Irribarra de 62 años. “Cuando mi hijo dijo esa frase, mi esposo estaba con una

Pequeño agricultor de Pirque: “Me molestan mis amigos porque ando todo el día con una pala al hombro”

Imagen
Con 80 años, y una familia que aún mantiene su amor por la agricultura, Aladino Pizarro destaca la necesidad de aprovechar el agua disponible y aumentar la capacitación en sistemas de tecnificación del riego. Por: Andrés Rojas “Vivo con mi señora, Florinda Ulloa. Con ella tenemos tres hijos y ellos me ayudan harto”, destaca Aladino del Carmen Pizarro Gómez, un pequeño agricultor de la comuna de Pirque en la región Metropolitana. A sus 80 años, cuenta con orgullo cómo toda su familia, entre ellos sus nueve nietos, cooperan a diario en las diversas labores del campo. “Me gusta mucho que a mis tres hijos les guste el campo, cuando les he entregado la tierra, -dividida en medias hectáreas- para que la trabajen, ellos están ahí los días sábado y domingo. Eso me tiene contento porque se dedican a trabajar todo el día aquí, sacando piedras, cercando por los animales, sembrando (…) mis nietos me ayudan a regar, a sacar maleza, son dos mujeres y los demás son todos hombres, algunos titulados ya

Flor del Desierto: la asociación indígena y familiar que surgió a base de esfuerzo en Pozo Almonte

Imagen
La agricultora Balbina Mamani destaca cómo ha ido creciendo la organización, que hoy es el sustento de más de 17 familias que habitan esta localidad ubicada en la región de Tarapacá. Por: Andrés Rojas “Soy la presidenta de la Asociación indígena Flor del Desierto, estoy en mi tercer período, porque esta es una asociación familiar, que fundó mi abuelito, mi papá y mis tíos el año 90 más o menos”, relata Balbina Mamani, pequeña agricultora de la comuna de Pozo Almonte, en la región de Tarapacá. Balbina nació en la frontera con Bolivia, en la comuna de Colchane, y llegó, según recuerda, “como a los 4 años. Entonces me crié y he hecho toda mi vida acá”. “Mi núcleo familiar lo componemos cinco personas: mis tres hijos, mi esposo y yo. Mis hijos tienen otros trabajos, pero a la vez mantienen sus espacios para que cultiven, lo que aprovechan cuando están sin otros trabajos o cuando requieren”, agrega. Respecto a su rol en la organización, explica que asumió la presidencia por el año 2009-2010

Gumercindo Muñoz y su sistema de riego por aspersión: “el carrete está siendo totalmente eficiente”

Imagen
Pequeño agricultor de la comuna de Paillaco destaca que la obra bonificada a través de la Ley Nº18.450 le ha permitido incrementar su producción en cerca de un 80% y dar trabajo a cinco personas durante toda la temporada. Por: Andrés Rojas En el sector de Pulican, en la comuna de Paillaco, región de Los Ríos, se ubica el predio de Gumercindo Muñoz, un pequeño agricultor que afirma haber sorteado los efectos de la escasez hídrica a base de esfuerzo, sacrificio y trabajo diario. Casado con Ximena Mansilla y padre de tres hijas, Gumercindo destaca la última bonificación obtenida a través de la Ley Nº18.450 de Fomento al Riego y Drenaje, que le ha permitido incrementar su producción en cerca de un 80%. Y es que según relata, luego de asistir a una reunión convocada por la Comisión Nacional de Riego (CNR), “hace unos tres años, nació mi idea de postular”. “Estoy ubicado en el sector de Pulican en el camino viejo a Valdivia. Las exigencias fueron de tener toda la documentación, derechos de a

Agrícola Tuqui, una visionaria empresa ovallina que abastece de arándanos al exigente mercado estadounidense

Imagen
Por: Karina Silva Desde el año 2008, bajo el alero de una de las exportadoras de berries más importantes del país, inicia sus actividades con el objetivo de abastecer con producción temprana a los clientes del hemisferio norte. Hoy posee una superficie total de 103 hectáreas de las cuales 56 están plantadas con este fruto. En la denominada “Perla del Limarí”, en la comuna de Ovalle se encuentra la agrícola Tuqui, una empresa que desde hace más de una década comenzó sus operaciones en esta ciudad con las primeras 20 hectáreas y 3 tipos de variedades de arándanos tempranos, los que fueron traídos desde Estados Unidos. Tras un arduo trabajo, después de pasar el proceso de certificación orgánica, comenzó su comercialización de exportación. Fue tal la demanda y la escasa oferta, que los 5 socios que conformaron el proyecto original decidieron extender la producción y, con ello, nuevas plantaciones y variedades, las que requirieron mayores exigencias en el plan hidráulico y su diseño de rieg

Karen Berríos, productora INDAP y directora de lechería sustentable: “Somos una familia que trabaja al ritmo de la naturaleza”

Imagen
En la comuna de Fresia, en la región de Los Lagos, trabaja el campo junto a su compañero de vida, Patricio Haeger, con quien han adaptado sistemas de manejo que favorezcan la provisión de servicios ecosistémicos y la economía circular al interior del predio. Hoy, ad-portas de especializarse en Manejo Holística, destaca sus planes a futuro y el apoyo recibido a través de instituciones como la Comisión Nacional de Riego y el Gobierno Regional de Los Lagos. Por: Andrés Rojas Si bien se trasladó a la región de Los Lagos desde la región de Valparaíso, donde nació y realizó gran parte de sus estudios, Karen Berríos hoy es una productora de leche que se dedica ciento por ciento a su campo en la comuna de Fresia. Es en esa búsqueda e inquietud por mejorar el riego de las praderas que logró acceder a una bonificación por más de $40 millones gracias a un convenio entre la Comisión Nacional de Riego (CNR) y el Gobierno Regional de Los Lagos. “Nací en la quinta región. Toda mi vida he estado vincu

Eleticia Muñoz, pequeña agricultora de la región de Los Ríos: “Estamos muy felices con el nuevo invernadero”

Imagen
Por: Andrés Rojas Nacida y criada en la comuna de Los Lagos, en la región de Los Ríos, Eleticia Muñoz es una pequeña agricultora que junto a sus hermanos conformaron una comunidad indígena en las tierras que anteriormente fueron de sus padres. “Siempre he vivido en el sector Las Lomas, camino a Panguipulli. Acá hice mi vida, me casé, tengo 52 años, tres hijos y soy abuela de una nieta”, cuenta orgullosa la agricultora que hoy tiene un terreno de siete hectáreas, las que trabaja para cultivar verduras tanto para el autoconsumo como para la venta, sobre todo el cilantro. Eleticia trabaja de sol a sol cultivando la tierra y gracias a su esfuerzo y la ayuda del Estado han ido surgiendo junto a su familia. “ Nosotros postulamos al subsidio rural y fuimos haciendo nuestra casa de a poco. Gracias a Dios ya está terminada. A mis hijos -junto a mi esposo-, ya les dimos estudios y los tres son profesionales. Llevo toda la vida trabajando en el campo, mis manos no tienen vida, lo digo por la piel

Roberto Llanquitruf, agricultor de Vilcún, un visionario que descubrió en la tierra, la riqueza que le permitió salir adelante

Imagen
Con años de trabajo en el norte, finalmente Roberto se asentó en La Araucanía, para desarrollar sus conocimientos y habilidades en el campo, que jamás imaginó le darían tan lindos frutos. Por: Macarena Sáez Roberto Llanquitruf Painaqueo, de 40 años, es un hombre alegre, entusiasta y orgulloso de lo que hace. Casado hace 16 años “por las 2 leyes” -como dice él-, y junto a su esposa tienen tres hijos. Orgulloso nos cuenta su trayectoria y la esperanza que ha puesto en el campo, a punta de esfuerzo y trabajo. “A los 16 años salí a trabajar para el norte, como temporero en la uva. Recorrí Copiapó, Vicuña, Ovalle, Vallenar, Santiago y Rancagua. Y estuve por lo menos unos 15 años trabajando de temporero. Después empecé a trabajar en otro rubro, la locomoción colectiva, donde estuve como 3 o 4 años siendo chofer de colectivos y micros, en recorridos que iban de Vilcún a Temuco”. Después de 19 años trabajando en diferentes lugares y rubros, Roberto, que es técnico agrícola, sintió el llamado d