Historias de Riego

Eleticia Muñoz, pequeña agricultora de la región de Los Ríos: “Estamos muy felices con el nuevo invernadero”

Por: Andrés Rojas

Nacida y criada en la comuna de Los Lagos, en la región de Los Ríos, Eleticia Muñoz es una pequeña agricultora que junto a sus hermanos conformaron una comunidad indígena en las tierras que anteriormente fueron de sus padres.

“Siempre he vivido en el sector Las Lomas, camino a Panguipulli. Acá hice mi vida, me casé, tengo 52 años, tres hijos y soy abuela de una nieta”, cuenta orgullosa la agricultora que hoy tiene un terreno de siete hectáreas, las que trabaja para cultivar verduras tanto para el autoconsumo como para la venta, sobre todo el cilantro.

Eleticia trabaja de sol a sol cultivando la tierra y gracias a su esfuerzo y la ayuda del Estado han ido surgiendo junto a su familia.

Nosotros postulamos al subsidio rural y fuimos haciendo nuestra casa de a poco. Gracias a Dios ya está terminada. A mis hijos -junto a mi esposo-, ya les dimos estudios y los tres son profesionales. Llevo toda la vida trabajando en el campo, mis manos no tienen vida, lo digo por la piel, por algunas heridas, porque no trabajo con guantes, no me gustan. Trabajo así nomás”.

Gracias al Indap y ahora a la Comisión Nacional de Riego que ha estado apoyándonos, hemos postulado a distintos proyectos. Ahora con CNR sacamos un proyecto que consiste en un invernadero de policarbonato (20 x 6 mt) y un guatero que recibe aguas lluvias, que almacena 100 mil litros de agua”.

“Esto lo obtuvimos por un convenio entre la Conadi (Corporación Nacional de Desarrollo Indígena) y la Comisión Nacional de Riego. Estamos muy felices, porque fue completo, con riego, bombas. También nos tiene contentos el agua porque acá en el verano de repente nos falta este recurso”.

La producción en el campo de Eleticia es variada y entre hortalizas hay una hierba que destaca y es la que produce mayoritariamente.

“Yo lo que más cultivo es la lechuga, el cilantro, las acelgas y espinacas en este tiempo. Pero en su mayoría el cilantro, y tengo entrega en Los Lagos en las fruterías o de repente vienen ellos mismos, que me piden tenerles 70 o 90 atados de cilantro. Recién hice de almuerzo una rica acelga frita, como panqueques con huevo, es que acá en el campo está todo a la mano, nosotros también tenemos gallinas, hay huevos, zanahorias y puerros”.

Junto con mantener en buen estado sus invernaderos y cultivo, Eleticia sueña con consolidar sus proyectos ligados al turismo rural, iniciativa que por la pandemia del COVID-19 ha tenido que postergar.

“Tengo un proyecto de un quincho turístico rural, con comidas típicas. También me gustaría continuar recibiendo delegaciones o grupos que vienen a la zona a conocer. Es muy bonito acá y a la gente siempre le gusta mucho porque es un lugar muy tranquilo a unos 2 km de la carretera, por lo que no hay ruido de vehículos”.

“Todavía soy una mujer activa, no me gusta estar encerrada en la casa, sino estar afuera en las huertas; pero también tengo un sueño y harta fe”.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *