Historias de Riego

Toledo: La rehabilitación del embalse que cambió la vida de sus regantes

Por: Paolo Saltori

Camino a cerro Imán, a los pies del Bramador, nos reunimos con Regino Aróstica, copiapino y descendiente kolla que hoy es el presidente de la Comunidad de Aguas Canal Toledo, quien, con mucho orgullo, nos muestra el embalse que pudieron restaurar gracias a la bonificación entregada por la Comisión Nacional de Riego (CNR).

Regino nos muestra como han -la comunidad de aguas- logrado acumular agua y, como incluso se ha reunido una bandada de patos silvestres que naturalmente habían habitado la zona, pero que no se veían hace mucho y han vuelto ahora que hay agua y pueden nadar libremente en el embalse.

Lo que hoy es un espejo de agua bien cuidado, hasta no hace mucho estaba lleno de barro y totora, cuenta Regino, pero que con los fondos que se adjudicaron lo pudieron limpiar, rehabilitar y encarpetarlo. “Nos fue muy bien y ahora el beneficio que nos está dando esto es óptimo, ¿por qué?, porque podemos regar más hectáreas, podemos acumular más agua y no estar regando de noche y se ha aumentado la cantidad de hectáreas de plantación también. Nos hizo un cambio de vida”, agrega Aróstica.

Luego de hacer un recorrido por el embalse, Regino insiste en mostrarnos otras obras que han postulado como comunidad y que forman parte de un proyecto integral para resguardar y utilizar eficientemente el agua en un lugar donde siempre ha sido un bien escaso.

“También estamos aprovechando, por la misma CNR y los proyectos cobre de Copiapó, de seguir entubando canales. Ya entubamos una parte de Toledo, 400 metros, y la parte sur que tiene como 3 kilómetros de canal de tierra, ya llevamos 900 metros entubados y eso nos está ayudando a recuperar más terreno, a sembrar más hectáreas y también darle más ‘vida’ a ese fundo (Toledo).”

Para Regino y la Comunidad de Aguas Canal Toledo es muy importante continuar con las obras de entubamiento del canal, porque han visto una gran diferencia entre los tramos que tienen entubados y los que no. En estos últimos el agua se infiltra y evapora muy rápido, dificultando la entrega de cuotas correspondientes a sus usuarios.

Regino cuenta también que la CNR los ha ayudado en los casos en que INDAP no ha podido por ser muchos de los agricultores arrendatarios y no propietarios de sus terrenos.

“La gente de aquí de Copiapó ha tenido muy buena disposición hacia los pequeños y medianos agricultores, que felicitamos a la CNR por darnos la oportunidad, porque antiguamente lo teníamos que hacer por intermedio de INDAP, pero qué pasó, que ha llegado un momento ahora que toda la gente y todos los agricultores que siembran en el sector de Chamonate y Toledo son arrendatarios o son medieros, porque los dueños de los terrenos nos están muy cerca de la agricultura, entonces INDAP nos ha puesta ahora una traba que si no somos dueños no nos va a poder apoyar más en entubamiento, pero la CNR suplió esa parte y estamos felices de poder seguir mejorando nuestras redes de agua”, declaró Aróstica.

“Hay tantos concursos que yo creo que hay que acercarse un poco más a la CNR o, a INDAP si son dueños, y tratar de darle un buen uso a las aguas que son el oro blanco que tenemos en todo Chile. La idea es aprovechar mejor los recursos y que los recursos también sean bien aprovechados por los agricultores”, aconseja Aróstica.

Orgulloso kolla y copiapino, Regino, nos termina diciendo que “en Copiapó hace años que estamos con escasez de agua, pero por lo menos hemos logrado mantener un poco de agua para seguir sembrando y cuidarla, porque lo primordial es cuidarla, tratar de que los canales sean bien conducidos, seguir entubando más canales para que no se nos pierda el agua y sea aprovechada en los beneficios que le damos a la población, que es la agricultura”.

 

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *